27 jun. 2016

de Otros Animales




   

    XIX




Son distintos, ahora no esperan en fila ni se pelean por ver 
quién llega primero. Ahora me preguntan cómo estoy, qué me 
dejó la tarde. Quieren florecer. Es un instante; algo parecido a 
un sueño, una eternidad robada a los sauces. Sólo así se abren 
los silencios, en la memoria .









  XIII




Se aprende, en el pueblito, a caminar despacio. Se aprende a
hablar con las estrellas, con los muertos. Escucha, cierra los 
ojos. Es la piedra que puse entre tus manos.












Jorge Curinao



15 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias luisa, muy bella la escritura del Poeta Jorge Curinao. Saludos

      Eliminar
  2. Hermosa poesía . Un abrazo para Jorge.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ana Elisa, PerrA que Larre !

    ResponderEliminar
  4. Los vuelvo a leer y cada historia se renueva cálidamente, ante mis ojos. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
  5. Son hermosos los poemas de Jorge.. para seguir publicando..
    Gracias Cristina, gracias Carolina !

    ResponderEliminar
  6. Increíbé. Ojalá me publiquen algún día...

    ResponderEliminar
  7. Gracias por compartir tan bella y sentida poesía, y tan precisa, además.
    Un saludo y a seguir compartiendo
    SEG

    ResponderEliminar
  8. Gracias Sandra por pasar por aquí y dejar tus palabras. Comparto tu admiración por la poesía de Jorge.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por compartir, una maravilla, admiro al poeta Jorge Curinao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy buena la poesía de Jorge, gracias Olga por tus palabras.

      Eliminar
  10. Me encantó. Muy lindo Jorge, simplemente hemosa

    ResponderEliminar
  11. Bellísimos poemas en su simpleza y profundidad

    ResponderEliminar